¿Puede el SAT revisar mis cuentas bancarias?

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene la facultad de revisar información de las cuentas, depósitos, servicios, fideicomisos, créditos o préstamos, como medio para detectar si existe una discrepancia fiscal, es decir, si tus erogaciones son superiores a tus ingresos declarados, o que te hubiera correspondido declarar en un año del calendario.

Las erogaciones de una persona física son:

  • Gastos

  • Adquisiciones de bienes

  • Depósitos en cuentas bancarias

  • Inversiones

  • Tarjetas de crédito

Existen algunos depósitos exentos de impuestos, entre ellos están:

  • Depósitos entre familiares en línea directa (padres e hijos y viceversa). Ojo, no se considera a abuelos o nietos. También, se excluye a hermanos, tíos, primos, sobrinos, etc.

  • Depósitos entre cónyuges.

  • Algunos donativos (con una cantidad de hasta tres veces el salario mínimo en un año).

  • Pensiones alimenticias.

  • Jubilaciones.

  • Pensiones vitalicias.

  • Herencias.

  • Indemnizaciones por invalidez, incapacidad, cesantía, vejez, retiro o muerte.

  • Becas estudiantiles.

  • Las prestaciones de previsión social.

  • Pagos por parte de compañías de seguros a asegurados, o bien, a los beneficiarios.

  • Premios por concursos del sector científico, artístico o literario.

¿Cuáles son las cuentas más vigiladas?

Las cuentas más vigiladas son las que tienen ingresos por más de 15 mil pesos al mes, además de las tarjetas de crédito. En este último caso, debes tener cuidado, porque si declaras ingresos por 15 mil pesos al mes ante el SAT, pero tus estados de cuenta reportan pagos a tarjetas de crédito por 30 mil pesos, puedes recibir carta invitación del SAT para aclarar de dónde salen esos ingresos.

Es decir, procura evitar prestar tus tarjetas, otorgar tarjetas adicionales, o hacer pagos de familiares o amigos con tus tarjetas de crédito porque, de lo contrario, podrás ser citado por el SAT y, quizá, tengas que pagar impuestos de más. Mejor invita a tus amigos o familiares a sacar su propia tarjeta de crédito, o pedir un préstamo formal, ya sea en un banco o en una plataforma en línea, las cuales, regularmente son más baratos.

¿Cómo le hace el SAT para conseguir esta información?

Bien, pues según el Código Fiscal de la Federación (artículo 32-B, fracción IV) obliga a las instituciones financieras a proporcionar a las autoridades fiscales la información de las cuentas, depósitos, servicios, fideicomisos, créditos o préstamos otorgados a las personas físicas o morales.

Además, la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (artículos 14 y 15) exige a las entidades financieras presentar a la autoridad los reportes sobre actos, operaciones y servicios que consideren pudieran realizarse con recursos de procedencia ilícita, independientemente del monto de tales operaciones o servicios.

¿Quién podrá ser sujeto a revisión?

  1. Personas físicas no inscritas en el RFC.

  2. Personas inscritas en el RFC que no presenten sus declaraciones.

  3. Personas inscritas al RFC que declaren ingresos menores a las erogaciones realizadas en un año del calendario.

Y ¿si el SAT detecta irregularidades?

¿Qué pasa si el SAT detecta operaciones en las que se involucra dentro de una discrepancia fiscal?

Si el SAT no reconoce que se trata depósitos exentos del pago del ISR, debes hacer lo siguiente:

  1. Mandar un escrito al SAT aclarando que se trata de ingresos libres de impuestos, lo antes posible. Tienes 20 días de plazo a partir de la notificación.

  2. Mandar la documentación probatoria al SAT de cada uno de los ingresos libres de impuestos.

Cabe destacar que, la autoridad notificará al contribuyente el monto de los gastos detectados, la información que se utilizó para conocerlos, el medio por el cual se obtuvo y la discrepancia resultante.

Por otra parte, si en efecto se trata de una discrepancia, y no se hace ninguna aclaración, se entenderá que el ingreso no se fiscalizó, aplicándose la tarifa correspondiente y, además, se formulará una multa.

En caso de tener dudas puedes acudir a la Prodecon para resolver tu situación mediante un acuerdo conclusivo. Esta alternativa te permitirá regularizar tu situación fiscal ante el SAT, sin la necesidad de que se recurra a algún tipo de juicio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carrito está vacíoIr a la tienda
      Aplicar cupón